top of page

Gilbert luis r. centina iii

replacement-picture_orig.jpg

"Al tiempo que utilizaba su pluma para honrar la fortaleza, el espíritu individual y la convicción de la Iglesia, canalizaba magistralmente su talento artístico en una poderosa voz contra la política conventual, la hipocresía y el clericalismo".

Gilbert Luis R. Centina III (19 de mayo de 1947-1 de mayo de 2020), fraile agustino, fue autor de nueve poemarios, un libro de crítica literaria y dos novelas. Murió de complicaciones debidas a Covid-19 en León, España, poco después de terminar su noveno libro de poesía, Recovecos/Crevices, una colección bilingüe en español e inglés. 

 

Poseía cinco títulos académicos, entre ellos un máster en literatura comparada y una licenciatura en teología sagrada. Sus obras han sido ampliamente antologadas en libros de texto de literatura filipina en inglés y publicadas en Estados Unidos, España y Canadá. Ha recibido el Premio Palanca de poesía, considerado el máximo galardón literario de Filipinas, y el Premio de Autores Católicos de la Archidiócesis de Manila. Por su obra poética en español, recibió a título póstumo el Premio José Rizal de las Letras Filipinas 2020, el galardón literario más importante de Europa para la literatura hispanofilipina, concedido por el Instituto Juan Andrés de Comparatística y Globalización, con sede en Madrid.

 

Al tiempo que utilizaba su pluma para honrar la fortaleza, el espíritu individual y la convicción de la Iglesia, canalizaba magistralmente su talento artístico en una poderosa voz contra la política conventual, la hipocresía y el clericalismo.

 

Los críticos han descrito su poesía como una conciencia que ataca y no perdona a nadie, excepto a los débiles. Está llena de intuiciones intrínsecas sobre la humanidad y su conexión con un ser más extraordinario. Su obra explora la relación entre el hombre y su Creador, el espacio y el tiempo, y entre los continuos terrenal y celestial de la vida, junto a nuestro abrumador sentimiento compartido de amor, valor y esperanza. 

 

El padre Gilbert nació en Filipinas y pasó muchos años en Estados Unidos, donde adquirió la nacionalidad estadounidense. Entre 2007 y 2010, trabajó como párroco de una iglesia dirigida por agustinos en East Harlem, Nueva York. En 1976, fue voluntario como misionero religioso en Perú. Viajó mucho por todos los continentes.

 

Cuando fue destinado a la Iglesia del Carmen de Neguri (España) en 2013, su talento creativo se disparó y publicó una novela, un libro de crítica literaria y seis poemarios en cuatro años.


bottom of page